Skip to main content
search

Seguramente te habrás encontrado con ella en más de una ocasión en locales o viviendas que hayas visitado. La pintura luminiscente se utiliza en diferentes tipos de ámbitos, como puede ser el industrial, pero también en otros más cotidianos, como en la decoración de nuestro propio hogar. Este tipo de pintura siempre consigue llamar la atención y podemos conseguir grandes efectos con ella, pero, ¿qué es? En este post te hablaremos un poco sobre ella.

¿Qué es?

Cuando hablamos de pintura luminiscente, hablamos de aquella pintura que brilla en la oscuridad. Esto se debe a que está compuesta por unos pigmentos que se activan con la luz ultravioleta y, se podría decir, se recargan de ella. Esto es, absorben la energía lumínica y, posteriormente, la van liberando poco a poco, lo que hace que sigan emitiendo luz cuando el lugar está a oscuras.

Pintura luminiscente y pintura fluorescente

Es habitual cometer el error de confundirlas, pero la pintura luminiscente y la pintura fluorescente no son una misma cosa y sus propiedades son distintas. Por una parte, la pintura luminiscente o fotoluminiscente tiene la capacidad de brillar cuando no hay luz. Su color suele ser de un blanco amarillento, y de un tono verdoso en la oscuridad.

Por otra parte, la composición de la pintura fluorescente, también conocida como fosforescente o neón, es de pigmentos de colores llamativos que tienen otro tipo de luminiscencia. Estos pigmentos se ven realzados al recibir la luz ultravioleta, lo que hace que brillen con una mayor intensidad. Pero, al contrario que la pintura luminiscente, la pintura fluorescente no se ve en la oscuridad.

¿Puede ser perjudicial?

Aunque el efecto que produce puede generarnos dudas que nos lleven a error, la pintura luminiscente no es nociva para la salud ni genera ningún tipo de radioactividad. Como hemos indicado, el origen de este brillo se encuentra en el tipo de pigmentos que la componen. Por lo tanto, se trataría de una pintura igual que cualquier otra. De la misma manera, podemos encontrarla acrílica, cuya base sería al agua, y sintética, compuesta de bases solventes, como el poliuretano.

¿Es necesaria alguna preparación para su aplicación?

No se requiere una preparación especial para la aplicación de una pintura luminiscente. Por lo tanto, cuando vayamos a proceder a su aplicación, seguiremos los mismos pasos que con cualquier otra pintura. Siempre tendremos que asegurarnos de que la superficie a pintar se encuentra limpia y libre de imperfecciones, rascando y masillando si es necesario. Para su disolución, podremos hacerla en agua o disolvente, según las indicaciones del fabricante. Si queremos conseguir una buena fijación y un mayor efecto luminiscente, es recomendable que la superficie sobre la que la apliquemos sea blanca, además de aplicar varias capas de pintura. Recuerda dejar un tiempo suficiente de secado antes de añadir cada nueva capa.

Leave a Reply

Close Menu
× ¿Cómo puedo ayudarte?